nos mudamos http://darkestnight.foroactivo.com.es/
 
ÍndiceMiembrosGrupos de UsuariosCalendarioFAQBuscarConectarseRegistrarse
Nuevo episodio de la trama: En tiempos oscuros regresa la luz...
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña

-CONSTRUCCION-
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Mar Jul 24, 2012 6:34 am.



Otoño

El otoño es una etapa comprendida entre Setiembre, Octubre y Noviembre con ambientes generalmente secos y con unas temperaturas comprendidas entre los 10º y los 20º. En cuánto a precipitaciones son bastante escasas y las que hay son lluvias que pueden ver variada su intensidad según los frentes. La temperatura puede variar según el lugar donde se encuentre, siendo generalmente más frías en los lugares con más altura que otros, así como el número de precipitaciones.
Últimos temas
» Acerca sobre la trama
por Kal-L Sáb Dic 19, 2015 8:31 am

» EL FORO SE MUDA PARA UN MEJOR ORDEN.
por Kal-L Sáb Dic 12, 2015 8:33 am

» Sigue activo el foro
por Kal-L Sáb Dic 12, 2015 8:28 am

» TRAMA CENTRAL LA VENGANZA DE LOS CAIDOS
por Hal Jordan Miér Ago 26, 2015 2:22 am

» War Of DC Heroes (Elite)
por Bruce Wayne Miér Jul 29, 2015 1:23 pm

» En algún lugar de China - libre
por Alec Holland Sáb Jul 25, 2015 3:28 am

» Sakura Feudal [Élite]
por Bruce Wayne Jue Jul 23, 2015 3:36 am

» ¿¿Quién quiere rolear??
por Oliver Queen Miér Jul 22, 2015 4:16 pm

» Felicity Smoak
por Kal-L Mar Jul 21, 2015 5:24 am

Los Vengadores





Comparte | 
 

 Grandes post de rol

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Harvey Dent
Secret Society of Supervillains
Secret Society of Supervillains
avatar

Nombre Completo : Harvey Dent
Alias : Two Face
Avatar : Aaron Eckhart
Edad : 35 años
Habilidades : Gran conocimiento de las leyes y combate cuerpo a cuerpo
Frase : La única ética en un mundo cruel es el azar: objetivo, imparcial... justo
Situación Sentimental : Soltero y divorciado Empleo /Ocio : Criminal
Localización : Gotham City

MensajeTema: Grandes post de rol   Vie Ago 10, 2012 8:51 am

Este es un post que me ha enseñado Maiwen, que lo ha redactado una amiga suya, simplemente es para postrarse ante ella y pedirle que nos de clases xD
Y ahora el post en cuestión, es un casting para el personaje de un demonio y sin duda lo borda:


-Hermoso, ¿no creen? – mi reflejo sobre aquella copa vacía, cuyo brillo se dejaba sentir así mismo sobre la propia sombra enmarcada en la transparencia de aquel sólido cristal, indicaba el final de un agónico día, marcando la hora punta en la cual la oscuridad retornaba y despertaba junto a sus “hijos”, otorgándoles la “luz” que les bendecía desde hacia tiempos remotos, guiándoles en su caminar, paso a paso, sin vuelta atrás. Y entonces vibró mientras me perdía en pensamientos ajenos. Su agudo chillido tras mi espalda se refugió en el interior de aquel delicado objeto y retumbó arrancándome una discreta sonrisa. El dolor, ese sutil sentimiento que afirmaba un significado humano, era como un chiste mal contado. Uno de esos chistes a los que uno se acostumbra, a sabiendas de que no son divertidos, de que dan pena y sólo muestran esa faceta ridícula de cualquier ser, pero que siempre acaba por hacerte sonreír y te anima a continuar, a exigir un poco más. – Hacedlo de nuevo. Quiero que os oiga, que clame en su vástago reino. Que la impotencia de ser un simple espectador pueda con sus sueños. – y repitió. Vaya sí repitió. Agudo, encantador, seductor y único. Porque cada grito debía ser único y personal, una seña casi de identidad.

Y su canto, acompañado del eco de cada gota de lluvia impactada contra el ventanal, que orgulloso me enseñaba una vistosa panorámica de la ciudad, armonizaba la estancia, y condenaba el silencio que poco tardaría en encontrar.

-Debe ser duro ver caer a otro hijo… Otro más. - decidido, mi cuerpo se giró, con el brazo extendido aún sosteniendo la copa en el aire, para que mis ojos se clavaran sobre su modesta figura bajo el manto de mis palabras, dirigidas al rey de los cielos. Como un tierno cochinillo se hallaba atado en mitad del amplio salón aquel hombre sin nombre. Suplicando liberación, arrastrándose ante mí mientras sus labios pedían perdón y emitían falacias sobre su “Señor”. Hipócrita. Su vana existencia era un problema, un problema que necesitaba de una clara solución. Y yo, bueno… Yo era el soberano de las soluciones, de la radicalización; la pesadilla de cualquier mortal inmoral, el final del trayecto, el último tren que tomar, el suicidio de la creencia, la destrucción de lo conocido, lo vivido o sentido… Andras, no había otro igual. Y pobre de aquel que osara dudar. Nuevamente, otro sonido me rescató de la atención contemplada en mi recién adquirido bufón. Otro llanto, lágrimas derramadas por el fino rostro de una bella dama desesperada. Ladeé el rostro y la copa descendió lentamente. ¿Qué motivo tendría una mujer como aquella para estar con un hombre como aquel? Ironías de la vida. Juegos de mayores, donde las reglas se cambiaban a la par, según conveniencias del líder y de la apuesta a realizar. – Demasiado pronto. Pero calmaos… Hasta la más insignificante causa tiene su razón, su cometido. – adelanté mis pasos, con ritmo firme, recobrando la fuerza que se alzaba ante mis invitados. Me agaché junto al hombre y abandoné la copa sobre el frío suelo de mármol, que a pesar de la oscuridad, su inmaculada superficie, irradiaba la solemnidad de la riqueza, del poder, el status de un buen señor feudal.

Mi mano se enredó entre sus cabellos y la fuerza impuesta hizo que su cabeza no tuviera otra opción que acatar mi orden de movimiento. Gritó con ansias, gritó sin reprimirse, rindiéndose en su interior, pues, conocía el final y su mayor temor era que su amada lo presenciara y el trauma la sentenciara. La daga hizo acto de presencia en la escena. Nerviosa, deseosa y excitada, atravesó entre jadeos porcinos el cuello de aquel repugnante humano. Ella se revolvió entre sus ataduras hasta que su mundo se paralizó cuando comprobó como aquella sangre teñía con facilidad cada centímetro de su alrededor. Y así, quedando la daga delegada a un segundo plano, tomé la copa y su contenido se sirvió de aquel exquisito líquido existencial gota tras gota que escupía la brecha dibujada sobre su piel. Su cuerpo se sumió en cálidos espasmos que desaparecieron cuando solté su afamado cabello, desplomándose, con los ojos abiertos, provocando un sonido hueco y vacío, los cuales admiraban, sin poder evitarlo, la nueva sombra adoptada por su amada. Observé la esencia que recogía la copa y me levanté. ¿Acaso debía importante aquel hombre o el crimen cometido? ¿Por qué? ¿Se preocupó su bienaventurado Padre de él alguna vez? No. Jamás. Porque si hubiese sido así, nunca hubiese permitido su muerte y su pérdida, ni las consecuentes. No, no era yo el que estaba loco, era Él. ¿Dónde se escondía? Lástima que no terminara de aprender la lección…

Me alejé del conocido cadáver y me dirigí en un par de nuevos pasos hacia la chica, la pobre y enmudecida chica. La suela de mis zapatos tatuaron graciosas huellas durante mi recorrido gracias a la sangre vertida. No dudé en oler su aroma al llevar la copa hasta mi nariz. Divino, cómo Él lo hubiese dicho. Reí y mi cuerpo se acomodó a la nueva postura para quedar a la par de la de ella. Un leve tirón bastó para desprender la fina cinta de sus labios. Inmóvil, aterrorizada, no podía despegar sus pupilas del rojizo río que se exponía ante nuestras figuras en esa apocalíptica oscuridad. Sujeté su mentón y la obligué a encontrarse con mi gélida expresión. El temblor de enfrentarme hizo que dos lágrimas aparecieran, aunque seguía siendo una dulce y frágil muñeca de porcelana a merced de mi voluntad, de mis intenciones.

-Os toca, mi pequeña Elizabeth… - mi mano acarició sus labios y, sin detenerse, se enroscó en su cuello. Apreté, forcé su respiración y gimió silenciosamente hasta que su boca se abrió tímidamente. El carmín de aquellos seductores labios impregnó la copa al tomar contacto la una con la otra. – Bebed, pues su sangre es la de Él. Bebed porque así lo indicó en su día. Sed parte de Él y cielo os ganaréis… - y bebió, cerró los ojos y se rindió ante mi presión. Saboreó lo prohibido, convirtiéndose en cómplice del olvido, al oír mis risas, al oír la canción del Diablo entonada por mí: Andras. No volvería a despertar, pero… Falta tampoco le haría, pues ahora era mía.

Bien, después de esto propongo que este post se use para enseñar los roles de este foro (para no traer problemas con demás foros ya que esto es una excepción) que nos hayan gustado más, con permiso del autor del post si es necesario.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Invitado el azar te juzgará

El AZAR:
 

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maiwen Johnson

avatar

Nombre Completo : Maiwen Aswimi Johnson
Alias : Mai, Wen, Johnson
Avatar : Zooey Deschanel
Edad : 19 años
Habilidades : Sabe tocar la guitarra, se le da bien la natación y la cocina y sabe luchar.
Frase : Hay que barrer toda esa morralla
Situación Sentimental : Soltera Empleo /Ocio : Estudiante
Localización : Gotham City

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Vie Ago 10, 2012 10:46 am

Bueno, a mí me gustan mucho todos los posts que me hizo el anfitrión de este tema^^ pero como no voy a ponerlos todos xD voy a poner este de aquí Smile

Cuándo mi dedo índice está a punto de apretar el gatillo y yo ya me hago la idea de que unas cuántas gotas de sangre de esta mujer mojen mi cara, ella me mueve la muñeca y la pistola se dispara haciendo un agujero en el techo del coche. Grito de rabia cuándo me percato de que no está y de que el ruido del viento choca con la puerta abierta, una inmensa rabia recorre todo mi cuerpo y olvido la moneda, ella ya ha decidido y Maiwen ha querido llevar la contraria a la justicia, lo pagará bien caro.

Furioso doy un golpe al cristal, dónde detrás de él está el conductor, y sin dejar que baje del todo le chillo que persiga a esa chica, el giro brusco del coche cierra la puerta abierta hace unos segundos por Maiwen con un estruendoso golpe y me vuelvo a sentar en mi sitio intentando que parte de mí controle al animal que está suelto, respiro hondo mientras acaricio la moneda con una mano, parece calmarme progresivamente, pero en mi interior Harvey también quiere venganza, ya no se discute si matarla o no, sino el cómo matarla, mi mirada se queda fija mirando un punto en concreto, sin ningún pretexto, y mi mirada se llena de odio y rabia y se elimina cualquier atisbo de humanidad. “Nadie juega con la justicia” “Nadie”.

El coche la divisa y veo como corre, parte de mí quiere verla aplastada bajo las ruedas del coche y que sus sesos exploten de su cráneo para quedarse esparcidos por el sucio suelo, pasarle otra vez por encima para que ni la mas avanzada técnica logre descubrir quien es, que la tengan que recoger en bolsas de basura, la otra no es tan sanguinaria, es mas modesta, solo quiere pegarle dos tiros en la cabeza y colgarla de un edificio como señal de que nadie se mete con Harvey Dos Caras. El coche está a punto de arrollarla y yo observo con un cruel brillo de felicidad en mis ojos como está a punto de caer pero me llevo una gran decepción cuándo gira de golpe en un callejón, el coche se para en el callejón, la moneda me dice que me cargue al conductor, no es justo que siga viviendo, le pego un tiro justo antes de salir del coche y ver que se escapa corriendo, las quemaduras producidas por el fuego que desfiguraron media cara muestran unos tendones que ahora están tensos, casi rígidos mientras chillo enfadado, enfurecido, encolerizado:

- ¿TE CREES QUE PUEDES ESCAPAR DE MÍ? YO SOY LA JUSTICIA, NADIE SE ESCAPA DE MÍ Y MENOS UNA ZORRA COMO TÚ, CUÁNDO ME HAGA CON ESTA MALDITA CIUDAD SERÁS LA PRIMERA EN MORIR EN MIS MANOS.

Mientras chillo alzo la pistola y disparo apuntándola lo mejor que puedo en este estado encolerizado en el que me encuentro, correr sería una estupidez, pero las balas son mas rápidas que cualquier persona humana.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harvey Dent
Secret Society of Supervillains
Secret Society of Supervillains
avatar

Nombre Completo : Harvey Dent
Alias : Two Face
Avatar : Aaron Eckhart
Edad : 35 años
Habilidades : Gran conocimiento de las leyes y combate cuerpo a cuerpo
Frase : La única ética en un mundo cruel es el azar: objetivo, imparcial... justo
Situación Sentimental : Soltero y divorciado Empleo /Ocio : Criminal
Localización : Gotham City

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Dom Ago 19, 2012 1:18 am

Este post es de Barbara Gordon, en nuestro post [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo], me está intentando sonsacar información y ahora intenta escapar... Podría haber puesto cualquiera suyo pero este en especial me ha gustado.

Siento la tensión crecer en mi estómago e ir trepando, amenazando con atenazarme la garganta e impedir que mi voz salga clara y serena. Me pregunto si antes del incidente con el Joker, antes de quedarme paralítica, también me sentía así de asustada en situaciones como ésta, pero supongo que no: por aquel entonces tenía aquella sensación de irrealidad cada vez que me ponía el traje, creía que pasase lo que pasase nada malo podía sucederme realmente...hasta que la realidad vino a tocar a mi puerta aquella noche. Todavía hace muy poco que he dejado la silla atrás, y pasará un tiempo hasta que vuelva a sentirme segura aquí fuera, al pie del cañón, y aún así estoy segura de que ya no será como antes: esa sensación de invulnerabilidad no va a volver, el Joker se la llevó consigo la noche que me atacó. Y en cierto modo es mejor así: por mucho que mi aspecto diga lo contrario, ya no soy una niña y tengo que ser plenamente consciente del riesgo que conlleva cada una de mis acciones y de las consecuencias que éstas pueden tener.

Le escucho hablar. He dado en el clavo por lo que veo, y aunque eso signifique que mi pequeña excursión de esta noche no ha sido en vano, el horror que siento al saber en parte lo que planea ahoga el alivio o la satisfacción conmigo misma que esta pequeña victoria pueda proporcionarme. Si éste hombre y Ra's al Ghul llegan a conocerse en algún momento...Contengo un escalofrío, y por culpa de esa súbita oleada de pavor por poco me pierdo los movimientos sutiles que está llevando a cabo. Se ha detenido sobre las pistolas, pero no estoy segura de qué es lo que pretende realmente. Lo mejor será que me retire cuanto antes, porque esta noche no obtendré más información de él, pero no quiero parecer una cobarde.

-Algunos llamarían a eso renacer -murmuro en respuesta, pensando en mi propia situación: volver a andar después de tanto tiempo es como haber nacido de nuevo para mí.- De todas formas, lo mejor es probar con métodos no invasivos, señor Dent -añado. Sus ojos tienen un brillo peligroso e intuyo que está a punto de atacar, así que saco el gancho de mi cinturón con un movimiento fluido y lo lanzo a la cornisa.- Bueno, ha sido una charla encantadora, señor Dent -comento casualmente.- Pero creo que es hora de que nos despidamos...


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Invitado el azar te juzgará

El AZAR:
 

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maiwen Johnson

avatar

Nombre Completo : Maiwen Aswimi Johnson
Alias : Mai, Wen, Johnson
Avatar : Zooey Deschanel
Edad : 19 años
Habilidades : Sabe tocar la guitarra, se le da bien la natación y la cocina y sabe luchar.
Frase : Hay que barrer toda esa morralla
Situación Sentimental : Soltera Empleo /Ocio : Estudiante
Localización : Gotham City

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Jue Ago 23, 2012 1:35 pm

Voy a poner un post de Barbara Gordon en el rol "¿Cazador o Presa?" que tiene con este señor de aquí arriba, porque me ha gustado mucho mucho.

La sangre oscura mancha los guantes de mi traje, su color rojizo contrastando vivamente con el amarillo de la tela. Observo el brillo del líquido que se está secando durante unos instantes, y luego aparto la mirada. Siento la sangre correr por mi mejilla nuevamente desde los cortes, desde los que emana un ligero escozor, haciéndome cosquillas y provocando una sensación molesta que me desconcentra levemente. La caída de antes me ha dejado ligeramente aturdida y aún no consigo sacudirme ese sopor de encima, pero si no me doy prisa, puede que nunca tenga la oportunidad de hacerlo: los ojos de Dos Caras son dos ventanas a la locura, y en ellas puedo ver claramente que estos últimos golpes le han quitado las ganas de jugar. Ahora ya está dispuesto a asestar el golpe de gracia.

El tiempo de las palabras ha terminado. Debo emplear mis sentidos al máximo y estar lista para cualquier cosa: yo no estoy dispuesta a usar fuerza letal para quitármelo de encima, pero él no dudará ni un segundo en hacerlo. Su objetivo es eliminarme, y debo tener eso presente en cada movimiento. Lentamente, de forma que mis movimientos queden fundidos con las sombras y pasen desapercibidos, adopto una posición ligeramente inclinada y, mientras con una mano extraigo lentamente el batarang de shock, con la otra cubría de su vista el cinturón y el artefacto.

De pronto, todo sucede muy rápido: Dos Caras se lanza sobre las pistolas, pero antes de que tenga tiempo de hacer ningún gesto para detenerle cambia la dirección y me asesta un fuerte golpe en el estómago, ya dolorido por los golpes anteriores. Suelto un gruñido y expulso todo el aire que me queda, doblándome ligeramente y retrocediendo unos cuantos pasos hasta dar con la espalda contra la pared del callejón, y es este pequeño gesto el que me salva la vida. Siento dos fuertes impactos en el pecho que me dejan sin aire, procedentes de los balazos que Dos Caras me ha disparado. Afortunadamente, estaba a la distancia suficiente como para que el kevlar reforzado los detenga, pero sé que me dejarán un par de moratones bastante grandes en las costillas. El kevlar se ciñe contra mi pecho, dificultándome respirar, y quedo inmóvil unos segundos, como muerta, esperando que Dos Caras se confíe y al mismo tiempo calculando mi oportunidad. Sin dudar, lanzo el batarang de shock contra su pecho y observo cómo la descarga le sacude y le aturde, y acto seguido me lanzo sobre él a pesar del dolor de mi pecho y mi estómago. Lo primero que hago es quitarle las armas de un golpe seco y mandarlas lo más lejos posible de donde nos encontramos. Le propino un fuerte codazo al estómago y un puñetazo en la nariz con el dorso de la mano, y acto seguido lo derribo al suelo de un golpe en el pecho con ambos pies, utilizando las enseñanzas de mis profesores del dojo años antes y utilizando su peso en su contra. Caigo otra vez sobre mis pies y consigo mantener el equilibrio gracias a mis años practicando ballet, pero tardo unos segundos preciosos en reincorporarme del todo. De nuevo, entre yo y mi salvación a la salida del callejón, se interpone Harvey Dent, ex-fiscal del distrito, el actual villano Dos Caras...que está determinado a convertirse en mi verdugo esta noche.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Barbara Gordon

avatar

Nombre Completo : Barbara Gordon
Alias : Batgirl, Oráculo, Babs
Avatar : Ellen Page
Edad : 22 años
Frase : Al final del día, cuando cierras la puerta y estás solo... Cuando te quitas la armadura, bajas la guardia y te quitas la máscara... Cuando no hay nadie mirándote, y no hay nada que esconder... Y ya no necesitas ser fuerte o inteligente o bonita o valiente... Sólo ser tú misma. Eso es. Ésa es tu alma
Situación Sentimental : Soltera Empleo /Ocio : Detective
Localización : Gotham CIty

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Dom Ago 26, 2012 2:19 am

Este es también del anfitrión de este tema, del rol de "¿Cazador o Presa?" que tiene conmigo

Las balas impactan en su pecho pero sorprendentemente no lo han atravesado, observo como se mantiene inmóvil y esbozo una discreta sonrisa de locura y alegría, está muerta, su cuerpo no ha soportado el golpe del blindaje contra su cuerpo, está inerte, ahora solo falta arrancarle la cabeza y ver quién había debajo de este cutre disfraz de Halloween. Doy un paso hacia delante relajando mis manos y bajando un poco las armas, fatal error, de golpe veo como se mueve y toda esta alegría que sentía se desvanece para dejar paso ha una rabia incontenible que me obliga a gritar:

- ¿¡Por qué no te mueres!?

Vuelvo a levantar mis brazos para vaciar ambos cargadores encima suyo pero una corriente eléctrica recorre mi cuerpo y me echa para atrás, mi rostro se vuelve inexpresivo y mi cuerpo simplemente recibe sacudidas, espasmos eléctricos, provocados por la corriente eléctrica de algo que me ha lanzado, esto provoca que las armas se disparen, no se donde se disparan, me es difícil pensar y sentir algo con la electricidad recorriendo todo mi cuerpo. Por culpa del aturdimiento no puedo evitar que ella me arrebate las pistolas que se desprenden de mi mano tan fácilmente como si nunca las hubiera agarrado. Los golpes que me da a continuación a penas los siento hasta que se me pasa un poco el aturdimiento y en el último golpe caigo al suelo. Me repongo lo mas rápido que puedo, aun afectado por el shock, veo el origen de esto clavado en mi pecho, lo agarro con una mano y lo arranco sin contemplaciones, dejando que mi camisa se ensucie con un poco de mi sangre, miro a Batgirl que aún no está del todo colocada, respiro hondo un momento... acabemos con esto de una maldita vez... si, con mis manos, como debería haberlo hecho desde el principio.

Grito salvajemente mientras me abalanzo sobre ella y mis manos rodean su cuello reforzado, me da igual, no aguantará la presión y si se rompe el blindaje este se le clavará y morirá más rápido, miro a sus ojos fijamente mientras mis manos aprietan más y más su cuello, mi mirada solo expresa rabia y enfado, mis ojos están abiertos, la locura se hace patente en mi rostro, mas con un ligero chorro de sangre descendiendo de mi nariz.

- ¿¡Se te han acabado los juguetitos!? Sin esos juguetes no eres nada... solo una niña que jugaba a atrapar a los malos... pues te has equivocado de víctima... ¿Qué se siente que te elimine la verdadera justicia?

Pregunto aunque sé que no me podrá contestar, ya no podrá decir nada mas a nadie, ni ver a nadie, ni sentir a nadie, los demás solo verán un cuerpo frío e inerte... o lo que quede de él. Puedo sentir como poco a poco no puede respirar, no aguanta mas, su fin está aquí, Harvey gana... Dos caras gana... Batgirl pierde. Sonrío... sonreímos.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Invitado nunca juzgues un libro por su cubierta

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Hate that I love you

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maiwen Johnson

avatar

Nombre Completo : Maiwen Aswimi Johnson
Alias : Mai, Wen, Johnson
Avatar : Zooey Deschanel
Edad : 19 años
Habilidades : Sabe tocar la guitarra, se le da bien la natación y la cocina y sabe luchar.
Frase : Hay que barrer toda esa morralla
Situación Sentimental : Soltera Empleo /Ocio : Estudiante
Localización : Gotham City

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Sáb Sep 08, 2012 4:39 am

Este post es del rol que tengo con Harvey en la fiesta de Selina (Un justo reencuentro). Y no tengo palabras... sólo digo que me da miedo volver a leerlo

Cuando mi mano se dirige a su cintura de un modo suave y tranquilo siento como se estremece, en ese preciso instante sé que el tiempo que pierdo en ella vale la pena, solo por sentir su temor, mis labios se mueven hasta formar una ligera y pícara sonrisa, ese estremecimiento me ha hecho entender que tengo que disfrutar mas este momento, hacer que Mai maldiga aún mas el día, fatídico para ella, maravilloso para mí, dos sensaciones, me gusta, en que nuestros caminos se cruzaron. Cierto que ese día la rabia se apoderó de mí pero ahora maldeciría el momento en que le hubiera arrebatado la vida, porque ahora no podría estar gozando de estas sensaciones.

Otra cosa que añade mas regocijo a mi ser es el patético intento que hace al bailar, está nerviosa y por mucho que intente disimularlo soy bueno captando detalles, no sabe como salir de esta y esto no hace mas que quiera atrasar su fatídico final, me gusta hacer sufrir a las personas que lo merecen, a las personas que son las justas merecedoras de este castigo, la religión egipcia lo llamaría Osiris, quien juzgaba a las almas condenadas para decidir donde merecían ir, la religión cristiana lo llamaría Raguel, un ángel, yo lo llamo azar.

Dirige sus ojos a los míos y ahora los mantengo fríos, como si no me importara lo mas mínimo lo que le pase, en parte es así, su muerte solo pondrá punto y final ha esta relación que tanto estoy degustando. Pero he de admitir que también sentiré lo más parecido al éxtasis cuándo apague su llama y la reúna con su creador, si es que cree en alguno. Su tono de voz me llama la atención y siento lástima por tener que matarla, tiene carácter, podría encajar perfectamente en mi organización, tuve una verdadera corazonada con ella, pero la justicia ha hablado y yo tengo que cumplirla, ¿eso es lo que hacen los fiscales, no?

Acto seguido todo pasa muy rápido y no puedo notar mas que dolor en la entrepierna, en un acto reflejo grito furioso y dolorido, pero tengo poco tiempo para recuperarme pero mucho para pensar dos maneras de hacer sangrar a Mai y matarla lenta y dolorosamente, esto no quedará así, y cuándo me empieza a tirar de los pelos ya noto como las ganas de hacerla sufrir psicológicamente han pasado, ahora sufrirá físicamente, no puedo verlo bien pero la gente nos estará mirando seguramente, obviando el dolor de la entrepierna me llevo las manos a la espalda para intentar agarrarla, no me importa que me estén mirando, total, iban a morir al acabar la fiesta, agarro una de sus piernas y sonrío mientras la tiro fuertemente, grito cuándo ella cae al suelo, me tenía agarrado de los pelos y creo que me ha arrancado unos cuántos...

Veo como la máscara está en el suelo, lo que quiere decir que la gente ya sabe quien soy, la idiota de Mai ha arruinado mis planes, ahora no podré llevar nada a cabo, pero lo bueno es que aquí no vendrá ninguno de la tropa del murciélago, estos tipos no tienen pinta de disfrazarse de murciélago por la noche, pero me da igual, Mai está en el suelo, la miro con los ojos abiertos dibujando una locura antes no vista, mi boca ríe casi en un susurro, cojo mi pistola y apunto a Mai pero no disparo, no, eso sería demasiado fácil e incluso en un momento como este se ha de saborear, en su lugar levanto mi pierna derecha y fuertemente la bajo dando en su pierna, al chocar siento un pequeño crujido que hace que mi mirada se centre en ese punto y suelto una carcajada que otro tipo llamaría de loco, ahora no se podrá mover, miro alrededor mientras la gente se aparta asustada, estos ricachones roban a los pobres desde la comodidad de su casa, cobardes. Luego bajo la mirada a Mai y me agacho frente a ella y le pongo el cañón de la pistola en la boca, a punto de disparar, no la gritaré, quiero saborear este dulce momento, solo me limito ha hablar casi en un susurro, ahora hay un silencio sepulcral en la habitación y eso solo hace que me regocije más, mientras mis palabras salen de mis labios mi mano se dirijo a su rostro y acaricia suavemente su frente, mi mirada sigue ese recorrido para luego centrarse en sus ojos:

- ¿Sabes? Has escogido el lado incorrecto de la moneda, Mai, has arruinado la fiesta del egocéntrico de Wayne por tu estúpida idea de seguir con vida... eso no es justo.

Concluyo con un tono intencionadamente falso, solo espero ver brotar unas cristalinas lágrimas de sus ojos, sería el broche perfecto para esta pequeña relación que, como en las tragedias griegas, concluye con la muerte de los protagonistas, solo que yo ya estoy muerto por dentro, ahora queda que la otra protagonista comparta mi final.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harvey Dent
Secret Society of Supervillains
Secret Society of Supervillains
avatar

Nombre Completo : Harvey Dent
Alias : Two Face
Avatar : Aaron Eckhart
Edad : 35 años
Habilidades : Gran conocimiento de las leyes y combate cuerpo a cuerpo
Frase : La única ética en un mundo cruel es el azar: objetivo, imparcial... justo
Situación Sentimental : Soltero y divorciado Empleo /Ocio : Criminal
Localización : Gotham City

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Sáb Sep 08, 2012 8:56 pm

Este es de Bruce de nuestro encuentro en los Narrows (La máscara y Dos Caras), me ha gustado mucho en particular porque demuestra como es Batman, su faceta de detective que observa el entorno y que cuándo alguien le importó como fue el caso de Harvey Dent no se rinde fácilmente aunque está preparado para actuar si la situación lo requiere.

Vi a Harvey claramente enfadado. No sabia como pudo sobevivir, pero eso ya no importaba, el estaba vivo y libre, dispuesto a atacarme. Debo averiguar que es lo que planea. Me habla sobre Rachel y me hace pensar que el Joker puede haberlo manipulado de nuevo. Es verdaderamente triste, ya que el buen Harvey Dent, el Caballero Blanco de Gotham, se ha ido, y no creo que vuelva a regresar. Observo con atencion todos los detalles. Se que se estaba preparando, el sabia que yo estaria aqui. Nunca he creido en las casualidades ni en la suerte, el habia planeado enfrentarse conmigo, alguien debio haberle dicho que atacaria este bar de mafiosos. Observe que queria sacar algo de su chaqueta. Sabia que estaba armado, esperando a que yo hiciera algun movimiento para dispararme, aunque lo conozco y se que parte de el no esta en esa locura, pues siempre se basa en su moneda. Me impacta la respuesta que me acaba de dar.

Se entero de lo de Rachel conmigo. El Joker es tan inteligente que sabe bien como manipularlo, como tenerlo de aliado y no de enemigo. Aun no entiendo por que le tomo tanto odio a James Gordon si el solo cumple con su trabajo. No estaba equivocado, puedo observar que saca una pistola. Nadie queda en el bar mas que nosotros, y los que se quedaron parecen inconscientes, tirados en el suelo. Aun asi, no me confiaba. Saque un boomerang y lo oculte en mi puño sin que el pudiera verlo. No empezare a atacarlo aun, ya que tal vez eso busca el.

-Harvey, Rachel fue alguien importante en las vidas de muchas personas. James Gordon no tuvo la culpa, fue el Joker quien puso esa trampa. ¿No puedes verlo? El esta manipulandote, el planeo asesinaros, el sabia que solo uno se salvaria y el otro moriria. Piensa, Harvey, tu no eres asi. ¿Amabas a Rachel? ¿Tu que crees que ella hubiera querido esto?

Empece a hablarle para que dejara el arma, aunque tenia la posibilidad de esquivar su disparo y darle con el boomerang para que la soltara, no queria iniciar una pelea, no si no quedaba otro remedio. Sabia que el podia cambiar de opinion si le hablaba de Rachel.

-Harvey, tu no eres asi. Si aun amas a Rachel, no hagas esto. Hazlo por ella. No eres un asesino, no deberias usar tu moneda para decidir esto a suertes.

Lo miraba, ocultando mi boomerang, pero tenia el presentimiento de que las cosas no quedarian tan bien como imaginaba al principio.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Invitado el azar te juzgará

El AZAR:
 

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maiwen Johnson

avatar

Nombre Completo : Maiwen Aswimi Johnson
Alias : Mai, Wen, Johnson
Avatar : Zooey Deschanel
Edad : 19 años
Habilidades : Sabe tocar la guitarra, se le da bien la natación y la cocina y sabe luchar.
Frase : Hay que barrer toda esa morralla
Situación Sentimental : Soltera Empleo /Ocio : Estudiante
Localización : Gotham City

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Sáb Oct 06, 2012 11:51 pm

Me pone de los nervios leer estos posts >.< y este es buenísimo.

Cada persona distinta tiene un sonido que le agrada especialmente por encima de otros, para los hipócritas de la naturaleza es el sonido de los pájaros a primera hora de la mañana, para los millonarios empresarios que viven por y para la fiesta ese sonido suele ser el rugido de un coche que cuesta mas que la casa de uno de sus empleados... el mío es la respiración temerosa que realiza Maiwen Johnson, la mujer que ahora tengo a mi merced. Una respiración nerviosa, unos sonidos entrecortados que entran por el único oído sano que tengo pero que recorren todo mi ser, provocándome pequeños pinchazos de regocijo que me hacen obviar que ahora soy el centro de todas las miradas, unas miradas asustadas y que están congeladas del miedo, y que me centre en cada movimiento que hace la mujer que morirá en mis manos.

Acaricio el gatillo de la pistola con el dedo listo para presionarlo en cualquier momento, de verdad que disfruto esta sensación, veo sus suplicas y veo sus llantos, veo caer de su rostro unas lágrimas de desesperación y miedo... miedo, me gusta. Observo como desciende una lágrima por su rostro, primero la mejilla, acentuando más su expresión de terror, en mi mente reina una inquietante unidad que pocas veces en los últimos meses he vuelto a experimentar, una unidad por saber que la justicia se verá cumplida en unos instantes y que ella habrá sufrido por partida doble el insulto que cometió esa noche, nadie puede salvarse si el azar ha dicho que has de morir. La unidad que experimento lucha contra las barreras del dolor agudo que azota constantemente medio rostro mío y hace que el labio sano se alce ligeramente mostrando una pequeña sonrisa que acompaña a la locura que muestran mis ojos, fijos en cada una de las reacciones que piensa hacer la mujer que tengo delante. El silencio reina en la estancia solo roto por los gemidos de Maiwen y su respiración agitada, yo estoy tranquilo y sigo acariciando el gatillo.

Si hay una definición de paraíso este sería el mío, todo el mundo viendo de que soy capaz por conseguir mis objetivos, siento un sentimiento de rechazo hacia esta frase, en silencio, observando atónitos el ritual de la justicia mientras la víctima descubre que estaba equivocada y que morirá de una forma mas sangrienta por su estupidez, la gente nunca sabe cuándo debe dejar la vida, ahora mi respiración suena relajada pero no se oye apenas. Todo esto se desvanece cuándo unos pasos me distraen, unos pasos que se acercan, el cañón se mantiene en la boca de Mai, dejo de acariciar el gatillo, giro la cabeza hacia el origen de los pasos y mi expresión adopta una de rabia e ira, mi respiración se agita un poco, mataré al que me haya distraído y expulsado de estas amargas sensaciones de felicidad. De entre las personas aparece una figura familiar, Jonathan Crane, el Espantapájaros, recuerdo nuestro último, mi expresión se relaja y una sensación de extrañeza me embarga cuándo pregunta por la mujer que está a mi merced, giro la cabeza para mirar de nuevo a Mai, la miro a los ojos, mira a Crane... vaya vaya. Pongo mi rodilla sobre su pierna rota y aprieto fuertemente, siento como los huesos crujen, vuelvo a mirar a Crane, veamos que tal va esto:

- Hola, Crane... es curioso verte aquí ¿Qué tal está el Espantapájaros? - Pongo énfasis en esa última palabra, me resulta curioso ese nombre, giro la cabeza hacia Mai y me acerco a su oído mientras mi rodilla sigue apretando su pierna- No me has contado que tu novio es un conocido mío... estás llena de sorpresas.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maiwen Johnson

avatar

Nombre Completo : Maiwen Aswimi Johnson
Alias : Mai, Wen, Johnson
Avatar : Zooey Deschanel
Edad : 19 años
Habilidades : Sabe tocar la guitarra, se le da bien la natación y la cocina y sabe luchar.
Frase : Hay que barrer toda esa morralla
Situación Sentimental : Soltera Empleo /Ocio : Estudiante
Localización : Gotham City

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Dom Nov 04, 2012 2:16 am

Voy a hacer doble post pero tengo que hacerlo. Pobre Barbara...

Cada paso en dirección al interior de la habitación, hacia la camilla y Dinah postrada, es un suplicio atroz y aterrador: mi cuerpo me grita que me mueva, que corra, que haga algo en vez de quedarme inmóvil, avanzando con la lentitud inexorable con la que los continentes se van desplazando lentamente. ¿Qué quiero hacer? No sé bien si huir por donde he venido, esconderme en algún rincón oscuro a llorar hasta que ya no quede nada de mí, buscar a Dos Caras y hacerle pagar a ese bastardo cabrón lo que le ha hecho...o correr hacia la camilla para estrecharla entre mis brazos y susurrar que todo irá bien, que saldrá adelante porque ella es fuerte, es fuerte y no puede dejarme, no ella también, ella no puede abandonarme, no ella también, no por mi culpa, no otra vez...

Finalmente llego junto a la camilla y me siento, o más bien se podría decir que me derrumbo, en una silla que hay al lado. Durante unos momentos ni Ollie ni yo decimos nada, solo se escucha la respiración rítmica de Dinah y el pitido del monitor que registra sus latidos. Esos sonidos son capaces de provocar los efectos más contrarios en mí: me alegra oírlos, me consuela escucharlos porque me recuerdan que ella sigue viva, a pesar de todo lo que han hecho sigue viva y luchando como la guerrera fiera que es, que no se rinde....por otra parte me hunden en la miseria, me recuerdan que ella está herida, destrozada una vez más y que otra vez es culpa mía, no por enviarla a una misión para salvar a alguien sino porque fui lo bastante idiota como para no saber mantener la boca cerrada y permitir que se enterase de quién me había atacado. Dejo escapar una respiración forzada, temblorosa, y con manos témulas tomo una suya con cuidado, evitando cables y demás parafernalia con la que podría hacerle daño -no más, nunca más, no por mi culpa otra vez- para llevármela a los labios y depositar un suave beso en el dorso antes de volver a dejarla reposar sobre la camilla, pero sin soltarla nunca -no te dejaré, no-.

-No puedo decirlo con exactitud -respondo lentamente, no puedo poner a Ollie también en peligro, Dinah nunca me lo perdonaría.- Ahora ella nos necesita, Ollie, y es lo más importante -le miro con ojos fieros.- Pero cuando ella despierte te juro que pagará caro lo que ha hecho -murmuro, con fuego en los ojos y en la voz.- Lo pagará...deseará estar muerto -prometo.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harvey Dent
Secret Society of Supervillains
Secret Society of Supervillains
avatar

Nombre Completo : Harvey Dent
Alias : Two Face
Avatar : Aaron Eckhart
Edad : 35 años
Habilidades : Gran conocimiento de las leyes y combate cuerpo a cuerpo
Frase : La única ética en un mundo cruel es el azar: objetivo, imparcial... justo
Situación Sentimental : Soltero y divorciado Empleo /Ocio : Criminal
Localización : Gotham City

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Lun Dic 03, 2012 2:23 am

Este es de Mai, postea poco, pero cuándo postea... me ha encantado xDD

Cuando llego a la sala principal es demasiado tarde, los demás policías no han tenido tiempo de protegerse con una máscara de gas y ahora... se están riendo como locos. Tiene que ser horrible no poder parar de reír, sobre todo artificialmente, cuando en realidad estás asustado o enfadado, o nervioso. Respiro hondo para intentar calmarme, y entonces siento un tirón que me hace agacharme. Es mi madre. Me dice que no me mueva y saca su pistola. Ver a mi madre empuñar su arma me causa sentimientos contradictorios. Por un lado, me siento segura, como cuando se tiene miedo a los monstruos en la noche pero dormir con tu madre te da mayor seguridad, como si fuera capaz de derrotar cualquier cosa. Mi seguridad con ella aumentó cuando se salvó de aquella experiencia que la dejó en el hospital. Pensaba que, si había logrado salir de esa, podía con todo. Pero ahora sólo puedo estar temerosa, no quiero que la maten, no quiero que le hagan daño. Y ya conozco a un criminal peligroso y chiflado, por lo que no me da buena espina esto. Unos ladronzuelos imbéciles no pueden estar detrás de este ataque, el que lo planeó tiene que ser alguien como él, alguien como Harvey Dent. Tampoco me hace gracia ver a mi madre matando gente, a mí no me gustan las armas, prefiero luchar cuerpo a cuerpo.

Esta vez le haré caso, no es momento para ponerme en plan rebelde, así que pienso quedarme quieta aquí detrás y en silencio como ella me ha pedido. Abro mucho los ojos y niego con la cabeza enérgicamente al ver cómo me tiende un arma. ¿Qué pretende? ¿Que le pegue un tiro a alguien? Joder, es verdad que a veces he llegado a tal punto de rabia que he pensado “le voy a matar”, pero no he llegado nunca a pensar en hacer eso de verdad, no... no soy capaz de matar a nadie. Me dice que me tranquilice. ¡¿Que no es tan difícil como parece?! ¡Joder, ella lleva años siendo policía! Dice que es sólo una precaución y que todo saldrá bien, pero yo ya no soy una niña y puedo valorar por mí misma la situación, y, si bien el autor del ataque es tan despistado como para dejar caer los planos en el suelo a merced de que una chica pueda encontrarlos y alertar a la policía, parece que ha planeado las cosas muy bien.

Se mueve hasta otro escritorio y la observo por un hueco del que me cubre a mí. Veo unas piernas que atraviesan la puerta y me tenso. No sé quién es pero ya estoy temblando de arriba abajo. Me quito la máscara al ver que ya no hay gas en el ambiente. Abro mucho los ojos cuando oigo a mi madre dirigirse al atacante. Harvey Dent. Agradezco ahora más que nunca que ella no sepa que ese tipo estuvo a punto de matarme una vez. En realidad, y a pesar de que no se lo demuestre, admiro mucho a Judy, yo no tendría tanto valor como para enfrentarme de esa manera a un criminal... o tal vez sí. No lo sé.

Me cubro las orejas con ambas manos y ahogo un grito cuando oigo un ruido ensordecedor. ¿Eso... eso ha sido una bomba? ¿Dónde ha explotado y cómo? ¿Ha sido Harvey Dent? Pero no ha sonado en este edificio, ha sonado algo más lejano. Entonces veo unos pies nuevos, la persona que ha entrado lleva unos pantalones de color violeta, joder, pero qué hortera, ni yo visto tan mal. Y no es que me esté fijando ahora en lo mal que viste porque me guste, ya que de eso no me preocupo ni en condiciones normales, sino porque me ha chocado mucho. Se está riendo y esa risa me causa escalofríos. Le oigo hablar con una voz que parece forzadamente aguda y que tiene un tono de locura. De verdad... ¿Qué coño pasa en esta ciudad...? Escucho lo que dice. Está hablando con Harvey, le dice que a veces decidir a suertes no es muy divertido. Desde luego que no, a mí no me hizo ni puta gracia. El tipo este está preguntando por el comisario Gordon, me acuerdo ahora de Barbara...

Le está hablando a mi madre. El hijo de puta está amenazando a mi madre. Me asomo un poco más y hago una mueca de desconcierto y de asco al verle. Está pintado... como un payaso. Pero qué asco da, es repugnante. Me estremezco de nuevo mientras se sucede una serie de amenazas proferidas por ese... payaso. Miro de reojo a Harvey Dent y tengo que apartar la mirada enseguida. Abro mucho los ojos y me tapo la boca cuando veo cómo ese payaso asesina a uno de los policías, empiezo a hiperventilar, sólo puedo pensar en mi madre, no quiero que la maten. ¿Matar al resto? ¿A ella la dejarán viva? Dejo de mirar y me tapo los oídos cuando empiezo a oír disparos, me muero de miedo ¿Para qué negarlo? Estoy muerta de miedo. Y ahora no entiendo lo que está pasando. ¿Están atando a Harvey Dent? ¿Por qué? Joder, al menos ya no me tengo que preocupar por él, creo. ¿Príncipe de Gotham? ¿Este tío quién coño es? ¿Y por qué dice que tendrá una reunión como en los viejos tiempos con Gordon? ¿El comisario ya lo ha detenido anteriormente? Ahora lo he entendido, al menos lo del ruido de antes. Harvey Dent tenía a unos secuaces en otro edificio para que le respaldaran y el payaso los ha matado con una bomba, eso es lo que ha pasado. Frunzo el ceño cuando dice que va a componerle la otra parte de su cara, incluso tratándose de ese desquiciado... me ha parecido cruel lo que le ha dicho.

Mi madre ha dicho algo y yo suelto maldiciones. Nadie le estaba prestando atención y ya no puede salvar a nadie si esta gente se larga, porque yo estoy aquí y no me han visto, ¿Por qué no se ha callado la boca? Frunzo el ceño mientras oigo al payaso. ¿Divertirse con ella? Mi ceño se frunce aún más. Así que le enfada que le vean diferente, si no fuera un bicho raro asesino nadie le miraría diferente. Abro mucho los ojos y miro a Harvey Dent, ese payaso fue el que le hizo eso en la cara... ¿Y por qué coño se ha aliado con él? ¿Es gilipollas o qué? El caso es que ahora está en tan mala situación como mi madre y como yo. Abro mucho los ojos cuando veo cómo ese repugnante payaso le pone una navaja en la boca a mi madre. Tengo que hacer algo, mi respiración se acelera y me siento asfixiada. Tengo que hacer algo, tengo que hacer algo, tengo que hacer algo ya. Me levanto empuñando el arma con manos temblorosas pero con fuerza.

¡Mamá! ―chillo, y no debería haberla llamado mamá... pero no me he fijado en eso, sólo estoy pendiente de que la iba a matar, y no pienso permitirlo, así tenga que pegarle un tiro. Ahora que le veo mejor puedo detectar unas cicatrices que van desde su boca hacia arriba, dejándole una permanente y siniestra sonrisa. ¿Era eso lo que iba a hacerle a mi madre con la navaja? Seguro... y después la mataría. ―¡Suéltala o te pego un tiro! ―grito con furia, evitando mirar a Harvey Dent. Abro mucho los ojos al ver cómo amenaza la garganta de mi madre con su navaja. Me estoy cabreando de lo lindo. Me tiembla todo al pensar en la situación en la que mi madre tenga la garganta cortada y yo le dispare al payaso entre ceja y ceja. Ahora no sólo tiemblo de miedo sino de rabia, ¿Cómo se atreve a decirme que no podré salvar a mi madre? Jadeo cuando el payaso le da un puñetazo en la cara. Podría... podría dispararle ahora, pero no me siento capaz. Miro a todos lados, no sé qué hacer, ni siquiera sé apuntar ¿Y si le doy a mi madre?

Se está acercando a mí, estando tan cerca tal vez sí que pueda darle. Retrocedo mientras pienso en algo, pero no me da tiempo de nada, porque además estoy cada vez más aterrada. Choco con una pared y ya no puedo seguir alejándome de él. Me quita el arma y me apunta a la cabeza. Ahogo un grito cuando tengo una sensación de dejavu, Harvey Dent también iba a pegarme un tiro en la cabeza. Tenía que haberle disparado a este payaso, al menos habría salido herido él y no habríamos muerto nosotras. A partir de ahora ya no entiendo nada. ¿Rociarlos? ¡¿Cómo que rociarlos?! Espera... antes le dijo a Harvey lo de su cara... ¡Los van a quemar! ¡Van a quemar a mi madre!

¡No! ¡Mamá! ―chillo tirando del payaso mientras él, a su vez, tira de mí. No, no, no. Esto no puede ser. ―¡Suéltame! ―le grito revolviéndome en su agarre, el arma que me apunta a la cabeza me da igual, ahora sólo me importa mi madre. Pero cuando empiezo a estar a una altura considerable en la que puedo ver lo que hay en la calle me quedo paralizada. Aspiro aire profundamente intentando aparentar que no me aterrorizan las alturas y miro hacia el otro lado. Este payaso es un hijo de puta ¿Cómo puede decirle algo así a Harvey Dent? ¿Entonces... fue culpa de este cabrón que ese hombre se volviera un psicópata? Tal vez antes de que se le quemara medio rostro no era así... pero eso no es lo importante ahora. Este tipo le está hablando a alguien que no está aquí ¿A quién espera? Me hierve la sangre cuando se dirige a mí con esas palabras. ―¡Tus bromas no me hacen ninguna gracia, hijo de puta! ―estoy temblando porque sé que estoy cerca de un lugar por el que me puedo caer desde mucha altura y este tipo no me ayuda a no tener miedo. Veo cómo vuelve a dirigirse a mí y le da a un botón, es un detonador, lo sé. Me cubro las orejas de nuevo al escuchar una explosión y cierro los ojos. ¿El mensaje ya está dado? ¡¿Qué cojones dice?! ―¡Estás chiflado!

Voy a morir, tengo la sensación de que moriré, y de que mi madre también morirá. No puede ser, esto es imposible, pensé que me había salvado de Harvey Dent por algo... ¿Sólo para morir a manos de otro lunático? No es justo, no puede ser. Pero no pienso llorar aunque me sienta extenuada y cansada por el terror que estoy pasando. He pensado en intentar librarme de él. ¿Y si lo hago? O al menos lo intento... Total, no tengo nada que perder. Pero la altura... joder, es igual, si no hago algo moriré de todos modos, ya he visto cómo ha dicho antes algo y luego ha hecho otra cosa distinta. Me agacho en el suelo y, apoyando las manos en este, le doy una patada en la mano con la que sujeta el arma, haciendo que esta salte por los aires y llegue lejos de nosotros. Veo la altura de nuevo y me acojono, lo que me hace ponerme de rodillas automáticamente. Tengo que pensar rápido, alejar el miedo deprisa, y actuar de nuevo para librarme de este payaso para salvar a mi madre.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Invitado el azar te juzgará

El AZAR:
 

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harvey Dent
Secret Society of Supervillains
Secret Society of Supervillains
avatar

Nombre Completo : Harvey Dent
Alias : Two Face
Avatar : Aaron Eckhart
Edad : 35 años
Habilidades : Gran conocimiento de las leyes y combate cuerpo a cuerpo
Frase : La única ética en un mundo cruel es el azar: objetivo, imparcial... justo
Situación Sentimental : Soltero y divorciado Empleo /Ocio : Criminal
Localización : Gotham City

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Jue Dic 06, 2012 2:37 am

Lo siento, pero Enigma es un personaje que... me encanta

La "invitación" le había llegado a Nygma hace no mucho. Era de parte de Ra's Al Ghul. Una invitación a una reunión que se iba a desarrollar en determinadas coordenadas. Al ver las coordenadas, Nygma arqueó una ceja. Su mente las relacionó rápidamente con sus conocimientos geográficos y se dio cuenta de que eran las coordenadas exactas de un gran lago. ¿Qué querría Ra's? ¿Porqué la invitación? Preguntas... Preguntas... ¿Preguntas? ¡Si! ¡Preguntas! Eso fue lo que impulsó a Nygma a aceptar la invitación, quería desvelar el misterio tras la reunión. Le había hecho surgir muchos cuestionamientos en su mente... Y el no soportaba no resolver una pregunta o un misterio que se le presentase. Por eso, Nygma volvió a tomar su personalidad de Enigma.
Vestido con su chaqueta verde llena de signos de pregunta negros (y debajo de la chaqueta portando un traje de malla del mismo color y con los mismos signos), un sombrero verde con un signo de interrogación negro también, un antifaz del mismo color y su bastón dorado con un signo de pregunta en la punta (en el cual había escondido un dispositivo que era capaz de lanzar potentes descargas eléctricas si las cosas se ponían feas).

Viajó hasta las coordenadas indicadas en un helicóptero que tuvo que hacer aterrizar en los lindes del bosque que daban al Lago. Se bajó del transporte y sus hombres ya buscaban bajar para salir y acompañarlo.
Solo fueron tres de sus mejores hombres con él, vestidos con elegantes trajes verdes y armados con innumerables cantidad de armas ocultas en sus cuerpos. No le gustaba la idea de que ese par lo defendiera, pero su cerebro necesitaba protección física. Él era el Enigma, el criminal más inteligente de todos y no podía permitir que una eventual traición en dicha reunión dañase su privilegiada mente.
A pesar de que sus matones parecían algo desorientados con referencia a la localización de la base, Enigma encontró muy fácilmente el acceso a la misma.
Comenzó a caminar por los vastos y fastuosos corredores del edificio, maravillado ante las riquezas y las obras de arte que se exhibían a su camino. Si ese no fuese el lugar que era... Ya se habría encargado de dejar vacío ese lugar de toda riqueza, hasta un niño podría haberlo hecho.
Siguió caminando hasta que llegó a una amplia sala, que parecía ser la sala de reuniones. Ya había algunas personas en ella. Sonrió ampliamente y entró con lentitud y parsimonia en la habitación, un genio de su nivel se merecía una entrada triunfal:
- Que encantadora reunión... ¿Adivinan quien ha llegado?- mientras decía esto iba caminando lentamente hacia el asiento que tenía rotulado su nombre: - La respuesta es la más simple de todas: El Enigma en persona.
Dicho esto se sentó en su lugar, con sus dos chicos parados atrás, vigilantes y alertas. Enigma esbozó una sonrisa de costado, ahora podría resolver la pregunta que le había carcomido desde que recibió la invitación... El porqué de esa reunión. Pero había que ser listo y no sacar deducciones apresuradas. Dejar que el organizador de la misma hablara y a partir de ahí si ponerse a deducir. Se quitó el sombrero y lo dejó en su regazo, dejando sus rojos cabellos al aire libre, mientras movía su bastón lentamente, con cierta impaciencia.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Invitado el azar te juzgará

El AZAR:
 

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dinah L. Lance
Justice League of America
Justice League of America
avatar

Nombre Completo : Dinah Laurel Lance
Alias : Black Canary, Dinah Drake lance, Dinah Laurel Lance, Dinah Queen, Siu Jerk Jai, Pretty Bird, Rubita
Avatar : Amber Heard
Edad : 28 años
Poderes : -Canary Cry: ataque que consiste en un potente sonido, grito, capaz de hacer daño y paralizar enemigos u objetos, hasta el punto de destrozar el acero.
Habilidades : Acrobacia, conducción, experta en artes marciales, investigación y análisis táctico
Frase : Mi padre era policía. Me casé con un policía. Estaba destinada a ser policía. Pero esta ciudad no quería que una mujer fuera detective
Situación Sentimental : En una relación Empleo /Ocio : Instructora de judo
Localización : Gotham City

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Sáb Dic 29, 2012 10:37 am

Sin duda, a ésto lo llamo yo, entrar por todo lo alto!. Post de Jervis Tetch!

Una noche tan oscura como muchas otras, con sus gelidos y notorios vientos rasgando y azotando, una y otra vez, la oscuridad posada sobre los callejones más desolados de la ciudad, cobijados por el olvido, y la sangre de los inocentes, derramadas entre las diversas eternidades que separan los amaneceres, dia tras dia, sin saber cuantas oportunidades más tendremos para finalmente abandonar la sobriedad de nuestra existencia.

Postrado, casi sin vida, y sin la mas minima señal de optimismo en sus insignas, pequeños carteles dibujados a mano sobre un desdeñado pedazo de carton muy probablemente encontrado en las adyacencias de dicha avenida.

Sentado, apoyando la espalda contra la pared mientras se aferraba a sus rodillas, colocando sus brazos alrededor de las mismas, mientras bajaba la cabeza, ocultando asi su rostro entre las mismas.

Justo delante de sus pies, un sombrero, con algunas monedas y billetes dentro. No se sabe desde hacia cuanto este decrepito y algo demacrado individuo se encontraba vagando por los suburbios, pero bien le habia dado tiempo para recolectar algo de dinero, un conjunto de limonas y donaciones anonimas provenientes de los mil y un ciudadanos que se habian dado cita por las ahora inseguras calles de Gotham durante el dia, gozando asi del infortunio que representa toparse con semejante ejemplificacion de la desgracia humana.

La desolacion grabada e inscrita a fuego sobre su casi imperceptible aura lo hacian un blanco facil, tanto para aquellas almas caritativas de corazon blando, como de los rufianes que poco a poco comienzan a dibujarse sobre el horizonte.

Bueno, bueno, bueno....Miren lo que tenemos aqui... - Contesta el primer integrande de un grupo conformado por 3 personas, 3 individuos de aspecto temible, forjados por el vandalismo, y la delincuencia que bien parece haberse extendido como esporas por las tinieblas de esta ciudad, abandonada al parecer por la mano de un Dios misericordioso. Al parecer era el macho dominante, el lider de la banda, denotado por la confianza y la superioridad que irradiaba entre mezcladas por las mieles de la agresividad y el fisico para nada desdeñable del mismo.

Es un pobre vagabundo... - Continuó describiendo la escena, con su voz profunda y bien marcada, mientras una retorcida sonrisa algo narcisista poblaba sus labios

Con un cartel y un estupido sombrero...

Una patada bastó para mandar el sombrero a volar, derramando su interior a lo largo y ancho de la calle, hasta caer par de metros más de donde originalmente se encontraba en primer lugar. Sin embargo, el vagabundo seguia sin moverse, sin exclamar ni una sola palabra o sonido, dejando que fuese tan solo el tintineo de las monedas al caer sobre el concreto lo unico que se escuchase en la lejania.

Uno de sus amigos se agachó un segundo, aferrandose a la lamina de carton que reposaba tranquilamente a su lado, levantandola del suelo para luego leerla en voz alta, algo confundido por la inscripcion que se encontraba grabada sobre esta, rascandose la cabeza, haciendo aun más evidente su extrañeza ante semejante escritura.

Beware of the Jabberwocky...¿?

Las risas burlezcas no tardaron en aparecer tras dicho comentario mientras el lider del grupo retaba abiertamentamente al extraño, soltando la siguiente reflexión.

Sabes, odio ver como perdedores como tu arruinan las vistas de esta, MI hermosa ciudad, con su patetica e inutil existencia, asi que porque no te alargas a otra parte antes de que sea demasiado tarde, eh?

Sin embargo, y pese a sus provocaciones, la respuesta seguia siendo la indiferencia de dicho personaje.

¿Me estas escuchando?

La rabia comenzo a dibujarse en los ojos del agresor, que carecia de la paciencia suficiente como para soportar tal falta de respeto, agarrandolo de forma despectiva al extraño, levantandolo del suelo casi sin ejercer ningun tipo de esfuerzo, estampandolo contra la pared del edificio que yacia detras de él, sacudiendolo y manteniendolo agarrado por el cuello de sus peculiares vestiduras.

Oye acaso eres sordo...

Dejalo Mike, quizas es mudo o ...

Mientras sus compañeros buscaban calmarlo, una voz perpetró la calma y la quietud que tan cuidadosamente habia construido a su alrededor, cantando, susurrando de forma casi imperceptible sino fuese por el extraordinario silencio de la penumbra en la que nos encontrabamos actualmente.

El día y la luna gris, quemaba y opacaba el Sol...

¿Que has dicho?

Finalmente, el joven levantó la mirada, exhibiendo una sonrisa mientras cantaba, recitando suave y calmado las estrofas de una particular canción para nada conocida, clavando sus ojos sobre los de su agresor, mientras este lo seguia sujetando contra la pared. Sus pies no llegaban al suelo, y el aire aunque en teoria deberia de serle algo escaso, este continuaba entonando su lugubre melodia.

El día y la luna gris, quemaba y opacaba el Sol, que helaba con su fría luz, a los momeraths también...

¿Te estas burlando de mi, muchacho? Pues quizas esto te enseñe una lección...

Al parecer la osadia le saldria cara, mientras el formido individuo se preparaba para darle lo que sin duda seria un rotundo derechazo, manteniendolo agarrado con su mano izquierda. Sin embargo, justo antes de que este pudiese lanzar su golpe, agrediendo al pobre hombre azotado por el infortunio, el vagabunda lo golpeó estrategicamente justo entre las piernas, propinandole una patada lo suficientemente contundente para liberarse, cayendo de pie sobre el suelo, conforme su rival se encontraba momentaneamente indispuesto.

Posteriormente, y sin perder el impulso, el chico arremetio contra este, agarrandolo con ambas manos, y lanzandolo contra los botes de basura que se encontraban a escasos centimetros de la acción.

Tras salir de su asombro ante semejante escena, uno de los compañeros del rebelde pasó a arremeter contra el muchacho, acompañado con una navaja afilada, la cual habia extraido del bolsillo interior de su chaqueta segundos antes de empezar la carrera hacia la figura del joven.

Sin embargo, tan pronto como este se acerco al extraño personaje, el cual se habia volteado para mirarlo, este ultimo saltó hacia atras, apoyando ambas manos sobre el concreto, aferrandose con una de estas a la manta con la que habia estado aguntando el frio invernal de estas epocas, impulsandose y continuando con el giro hasta aterrizar con ambos pies sobre el suelo dejando una distancia entre él y su adversario.

El agresor continuó arremetiendo esperando rajar su estomago con el cuchillo, pero el vagabundo no solo logró esquivar su puñalda, moviendose ligeramente hacia un lado sino ademas, consiguio enrrollarle la manta alrededor de la mano con la cual empuñaba su arma, amarrandola y tensandola con un rapido movimiendo de su cuerpo, controlando e inmovilizando las posibles puñaladas que el rufian tuviese que ofrecer mientras Tetch giraba y le doblaba el brazo a su rival, para luego pasar el resto de la manta alrededor de cuello del mismo, tensandola una vez más, esta vez con una dosis extra de potencia en lugar de cuidado por su parte, usando su propio cuerpo como soporte para propulsar a su oponente por encima de su cabeza, hasta caer sobre la acera.

Sus latidos asi como su respiración se hacian cada vez más acelerados tras cada esfuerzo, perdiendo las nociones de la realidad si es que alguna vez existio alguna mientras el tercer rebelde alzaba la voz desde la distancia.

HEY!

Jervis se dió la vuelta poco a poco, retomando el aliento poco a poco, entre bocanadas de aire, posando la mirada sobre el ultimo de sus agresores, quien ahora lo apuntaba con un arma, una pistola de corto alcance muy comun entre los criminales de poca monta, mientras Tetch se quedaba de pie, cara a cara con él, iluminado levemente por la luz de la luna.

Muy impresionante...Sin embargo, parece que te ha llegado la hora, muchacho...

El chico sonrió, mientras calmadamente dejaba sus brazos caer, inmoviles al costado de su traje. Haciendo esto, un pequeño artefacto cayó, proveniente del interior de una de las mangas de su chaqueta. Era un reloj. Un reloj de bolsillo para ser mas exactos, atado con una cadena de dimensiones incalculables a simple vista.

El joven lo miró, aferrandose a él mientras las agujas marcaban la hora exacta, sonriendo una vez más, esta vez de una forma mas evidente al percatarse de la misma, haciendo que sus ojos brillansen con un matiz tenebroso, y algo demencial. Era el reflejo de la locura.

Acto seguido, Jervis giró la muñeca una vez más, apartando sus ojos del reloj, y colocandolos nuevamente sobre el individuo en cuestión, caminando poco a poco hacia él, sin miedo alguno, lenta y pausadamente, mientras le hablaba, haciendo una pequeña mueca con el rostro, y un sonido con la boca como si se lamentase de algo.

Gezzz.....Me temo que la muerte tendrá que esperar porque....Se me ha hecho un poco tarde....

Tras finalizar con esta sentencia, Jervis giró todo su cuerpo con fuerza hacia un costado, ejecutando un potente latigazo con el brazo, lanzando y proyectando asi su reloj a una gran velocidad hacia su agreso, el cual consiguio disparar segundos antes de que el reloj lo impactase justo en la mano, forzandolo a soltar su arma.

La bala rozó al sombrerero, dejandole una marca humeante sobre uno de los hombros de su traje, rasgandolo ligeramente, pero no lo suficiente como para tan si quiera detenerlo.

Tetch se aferró a la cadena de su reloj, halandolo hacia él ligeramente, haciendolo tomar alturar, y girar describiendo una circunferencia por encima de su cabeza, como si se tratase de una maza medieval, la cual arrojo una vez sobre su oponente, enrollando su improvisado pendulo alrededor del cuello del mismo, apresandolo mientras este se forcejeaba, llevandose ambas manos a la garganta desesperadamente esperando safarse de alguna forma antes de morir asfixiado. Sin embargo, no le haria falta esperar demasiado, puesto a que Tetch tenia otros planes para él, halando con fuerza la enorme cadena que parecia estar enganchada a su traje, atrayendolo lo justo y necesario como para poder impulsarse hacia arriba, saltando y propinandole un violento rodillazo en el rostro, dejandolo inconciente sobre el pavimento.

Con un movimiento sutil y pintorezco de la muñeca, desenrolló y retomó el control sobre su reloj, guardandoselo en el bolsillo interior de su chaqueta mientras caminaba entre los cuerpos vencidos de sus oponentes, sin dejar de vestir una sonrisa en los labios, aproximandose de forma pausada hasta donde se encontraba su sombrero. El mismo que habia sido pateado por el lider del grupo.

Jervis se agachó, tomando su sombrero con una mano...Sin embargo, cuando estaba a punto de colocarselo...El lider de la banda, aun sin poder reincoporarse tras la paliza sufrida a manos del desconocido vagabundo, comenzo a balbucear una pregunta que llamo la atención del chico.

¿Quien...¿Quien eres? - Preguntó tras gastar un ultimo esfuerzo en pronunciar dichas palabras, manteniendo la vista sobre quien pensó seria una victima fácil, pero que sin duda, se habia convertido en algo mas que el vencedor de dicha contienda, arrastrandose aun por la acera buscando reincoporarse.

La sonrisa del chico aumento de tamaño, mientras comenzaba a aproximarse hacia su primer agresor, caminando lentamente, hasta colocarse cara a cara con él, mirandolo fijamente, y dejando que una de sus rodillas se posase estrategicamente sobre el suelo para que el nivel de sus ojos fuese más o menos parecido entre ambos.

I am...The Mad Hatter...

Tetch se colocó finalmente su sombrero a la par que se presentaba por primera vez en mucho tiempo, como nunca antes lo habia hecho, colocandose de pie una vez más, dandole la espalda por ultima vez a los que tan amablemente habian hecho de esta noche algo ameno para él, mientras su figura comienza a perderse entre la bruma, con un conjunto de risas y el sonido de sus botas rasgando el silencio que yace entre la oscuridad de Gotham City...




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Do you want know me better?:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maiwen Johnson

avatar

Nombre Completo : Maiwen Aswimi Johnson
Alias : Mai, Wen, Johnson
Avatar : Zooey Deschanel
Edad : 19 años
Habilidades : Sabe tocar la guitarra, se le da bien la natación y la cocina y sabe luchar.
Frase : Hay que barrer toda esa morralla
Situación Sentimental : Soltera Empleo /Ocio : Estudiante
Localización : Gotham City

MensajeTema: Re: Grandes post de rol   Vie Abr 12, 2013 11:30 pm

Este es un post de Hal Jordan que me ha gustado desde el primer párrafo.

Después de todo, Coast City no es la ciudad perfecta, es mi ciudad y eso la convierte en una de las más seguras de los EEUU porque la población confía en mí hasta el punto de arriesgar su vida pero aun así tenemos un ligero índice de criminalidad, no es tan grande como Gotham, eso sería insostenible para la voluntad de recuperación de la ciudad, pero hace que necesitemos un buen cuerpo de policías. A veces me limito a volar por la ciudad, a dejar que los ciudadanos me vean, que observen el resplandor esmeralda que desprende el traje y el aura que se crea cuándo empleo el vuelo, quizá ese es el secreto, mientras Batman actúa en la sombra, aquí yo soy la luz, la gente me puede ver, la gente sabe que soy como un policía espacial y confían en mí, pese a que no lo hagan tanto en Hal Jordan.

A veces desciendo cuándo veo que no seré un problema para el tráfico y me mantengo a unos tres metros del suelo, a veces asciendo para pasar por las azoteas de los edificios y sentir la brisa y el resplandeciente sol junto un clima cálido característico de una ciudad costera como Coast City, valga la redundancia. Observo la playa, la amarilla arena, el azul mar… y unas sirenas azules y rojas que corren por la arena persiguiendo a un hombre, la policía está actuando, empiezo a acercarme hasta allí cuándo el hombre se sumerge en el mar y empieza a nadar, ¿Dónde va ese imbécil? De golpe me detengo en seco atónito al ver como parece que algo tira de él y se lo lleva hasta el fondo, ¿Qué está pasando…? Acelero aún más la velocidad del vuelo y cuándo estoy a punto de aterrizar veo que algo emerge del agua de forma majestuosa e imperial y que posa un hombre inconsciente, supongo, en la arena, aterrizo justo a tiempo de ver llegar a los policías que arrestan al hombre después de comprobar que sigue vivo y miro a Aquaman ante la atónita mirada de una civil, me acerco a Arthur y le ofrezco la mano para que me la estreche:

- Hola, Aquaman, ¿Qué te trae por Coast City? –Miro al hombre que se empiezan a llevar- Has hecho un buen trabajo, compañero…


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Grandes post de rol   

Volver arriba Ir abajo
 
Grandes post de rol
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Enmarcar Fotografías Grandes...
» los mas grandes cliches!
» NEW ORDER DEL POST PUNK A ¿¿??
» MUY BUENOS Y GRANDES DÍAS
» INÉS Y LA ALEGRÍA, de Almudena Grandes (Episodios de una Guerra Interminable-I)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Off Rol :: Juegos y Otros-
Cambiar a: